A-
 A 
A+
¿Su empresa tiene buena demanda?
PDF Imprimir Correo electrónico
EmpresaEl sistema de todo mercado desarrolla sus funciones en el libre juego de la oferta y la demanda.

Un mercado es una institución social en la que los bienes y servicios, así como los factores productivos, se intercambian libremente.

En la mayoría de los mercados los compradores y los vendedores se encuentran frente a frente. Pero la proximidad física no es un requisito para conformar un mercado ya que si no tiene demanda, el negocio no tiene éxito.

Sin demandantes, difícilmente las ofertas podrán ser realizadas o llevarse a cabo.

La empresa debe delimitar el mercado-meta (grupo de consumidores al cual está dirigido el producto o servicio) en el que quiere competir.

 

 

Para ello se exige:

  • Identificación de los distintos mercados alternativos donde la empresa puede actuar. 
  • Evaluación del tamaño actual y futuro de esos mercados alternativos con el objeto llevar a cabo comparaciones entre sí, lo que permita determinar una elección de los más adecuados, tener conocimiento de posibles competidores, ya sean a corto o largo plazo.

Como mencionamos antes, no es posible realizar ofertas si no tenemos un mercado-meta, o sea, si no tenemos demanda.

La demanda es el volumen total de compras realizadas por una determinada categoría de clientes o segmento de consumidores que se obtiene luego del estudio del mercado, en un lugar y en el curso de un período dado, en unas condiciones de entorno determinadas.

Hay distintos factores que influyen en la demanda de un bien:

Entre en ellos se encuentras los gustos y las preferencias de los individuos, las cuales no son fijas ya que se pueden alterar por distintas influencias, como la publicidad, o el paso del tiempo, es por eso que es una variable psicológica que responde a necesidades o deseos básicos de los consumidores.

Los gustos y las preferencias van de la mano con el diseño o la imagen del producto en cuestión.

Los productos, bienes o servicios, están realizados de manera tal que siempre tienen como objetivo cumplir las satisfacciones de los consumidores.

Es por eso que a la hora de idearlos y llegar a la etapa del proceso de producción y obtener el producto final, los factores psicológicos de los clientes juegan un papel muy importante. Y también es una buena estrategia para asegurar demanda.

Otro factor es la renta o ingresos de los consumidores que va a determinar el gasto de cada individuo, y se va a establecer una relación entre la cantidad demandada y la renta, estableciendo lo siguiente:

"Mayor renta, mayor cantidad demandada de un bien o servicio."

Aquí también podemos mencionar distintas influencias la hora de poner un precio. Ya que la renta es lo que permite la adquisición de los distintos productos o servicios.

A la hora de fijar el precio pueden optar por distintas estrategias:

  • Colocar el precio mas bajo del mercado, siempre alineando su oferta con la de sus competidores, pero corriendo el riesgo de que sus demandantes opten por productos o servicios más caros relacionándolos con mayor calidad.
  • Puede optar por colocar un precio alto, pero quizás el grupo de consumidores sea más reducido. Aunque un precio alto se lo relaciona a buena calidad.

O el precio de los bienes relacionados, ya que los precios de los bienes guardan cierto tipo de relación y ese lo estudiamos o lo analizamos cuando deseamos adquirir un bien, y por eso los consumidores no sólo desean conocer el precio monetario, sino también el de otros bienes alternativos, lo que permite realizar comparaciones para la toma de decisiones.

Aquí las distintas estrategias de las empresas salen al campo, ya que deben asegurar la demanda de los consumidores.

Los distintos departamentos comienzan a trabajar en equipo, mostrando, por ejemplo publicidad, y aplicando así estrategias competitivas, que aseguren el éxito de mi producto o servicio, y garantice la elección de mi segmento de mercado.

Hasta ahora hemos hecho mención a la demanda individual, pero en el mundo de la oferta y la demanda, o en la realidad, los intercambios se hacen en los mercados.

Por eso es importante conocer la demanda de mercado, la cual expresa las cantidades totales que los consumidores desean, y que pueden adquirir a distintos precios. Esto se obtiene de la suma del conjunto de las demandas individuales.

Como hemos visto, la demanda es de gran importancia, y no sólo debemos medirla a nivel de cada consumidor, sino del mercado global, que lo definimos con la cantidad de compras realizadas de dicho producto o servicio en un período de tiempo y espacio definido.

Sin demanda no hay oferta. Sin demanda ni oferta no hay mercado. Sin mercado no hay competencia, y la competencia es el verdadero motor de un gran número de actividades. Con gran frecuencia, el concepto de competencia se lo asocia a la idea de rivalidad u oposición entre dos o más sujetos para el logro de un objetivo, como la utilidad personal o la ganancia económica privada.

Pero sin demanda, ni oferta, ni mercado, la competencia no existe. Esto da a lugar a la falta de intercambios.

Morales Fanny

Garrido Stefanía

Espinosa Emilce

Alessandroni Federico

Ultima actualización ( Domingo 07 de Noviembre de 2010 06:02 )